martes, 23 de septiembre de 2008

El desamor es divertido

Nos tenemos sin-cuidado, nos descuidamos y nos cuidamos. No nos acordamos de llamarnos por teléfono. Nos peleamos y nos des-almamos. Cada uno como con su propia cuchara, bebe con su propio vaso, delante de su propio plato. No mezclamos los sabores, ni las miradas. Nos amamos descompasados, cada uno con su propio grito en el preludio de un orgasmo a des-tiempo. Y mirándonos la mirada se nos pierde. Y nos preguntamos cosas sin responderlas y sin escucharlas. Cosas así como ¿Dónde están mis calcetines? Y en lugar de responder volvemos a preguntar ¿Porqué están los platos sin limpiar? Se escucha el televisor decir cosas sobre el amor, y amantes en la cama haciendo camasutras imposibles y además armoniosos y bellos y acompasados y nos miramos y nos da risa. Y pensamos que hasta el desamor resulta divertido.

4 comentarios:

Jenni dijo...

Sin duda, lo es.

Leznari dijo...

Hola Lola entré a conocerte,ya que me gustó que en el cuevita de Susana te dirigieras a mi.
Tal vez el desamor sea divertido, después de años de compartir todo, la complicidad se hace cada mas fuerte y eso nos haga reir.
Saluditos.
LEZ

Lola Torres Bañuls dijo...

Gracias Leznari y gracias Jenni por leerme.

Espero que os sintaís como en vuestra propia casa, bueno como en vuestro propio blog.

Está bien el desamor pero mejor el amor.

Un abrazo.

Annabel M. Z. dijo...

Si es divertido no sé yo si será mucho desamor. El desamor es una estocada.

Un abrazo.