lunes, 27 de septiembre de 2010

Volver al corazón

Volver al corazón

sobre todo
cuando los girasoles mueren

Hundir el cuerpo

hundirse.

4 comentarios:

tajalapiz dijo...

Nunca deberíamos salir de él aunque tantas cosas nos obliguen, nos inciten a hacerlo. Podemos pasar toda una vida regresando, hundiéndonos.
Un abrazo

Olga Bernad dijo...

Necesario.

Lola Torres Bañuls dijo...

Gracias tajalapiz y Olga por visitar este lugar.

Un abrazo a los dos.

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Querida Lola:
Me están gustando mucho tus textos. Celebro haberte encontrado.
Una sugerencia: Las letras oscuras sobre el fondo también oscuro se leen con mucha dificultad ¿No podrías poner letras más claras o suavizar el fondo? Sólo para que lo disfrutemos mejor.
Besos