jueves, 4 de agosto de 2011

A veces se me permite...

A veces se me permite jugar con la razón
y miro como saltan a la comba los niños
En la ondulación de la cuerda
tejo los recuerdos como si fueran
hebras entre los oscuros reflejos
de la noche
Entonces pronuncio palabras
que no se entienden
letras
sonidos
que se van pegando al borde
interno de la piel
Casi a oscuras reverberan
los ecos de lo que he podido
pronunciar a duras penas
y miro la cuerda
balancearse dentro en un rincón
alejado del mundo
en la profundidad del ser.

3 comentarios:

Sarco Lange dijo...

Los sonidos son los padres del silencio.

Abrz.

Lola Torres Bañuls dijo...

Gracias Sarco por pasarte por aqui,

Un abrazo.

M.CARME dijo...

Lola, disculpa'm per l'errada que he comés en el meu blog. Això passa quan les coses es fan ràpid i sense parar a pensar. bts
m.carme