jueves, 8 de octubre de 2009

En el aire

Nunca
no es palabra poética
pero nunca seré
nunca la piedra podrá hablar tan alto
nunca la angustía
nunca yo
Solamente entre la tierra
una piedra hablará
nunca nadie podrá encontrar el agua en mis ojos
nunca escuchareís mi grito
y la palabra nunca
diluída en el aire.

5 comentarios:

Jesús Aparicio González dijo...

La construcción del yo,
que está en el aire,
en la tierra, en el agua,
tal vez llegue - o nunca-
en la consumación del fuego
de tu palabra,
la de siempre, como nunca.

Un beso

Jesús

PÁJARO DE CHINA dijo...

Es conmovedor como hacés uso del "nunca", aunque poéticamente esté prohibido, afirmando lo que se niega, o al revés. El final es abierto y que cada uno escuche lo que quiere. Me encanta, Lola-que-es.

Arturo Borra dijo...

A mí Lola este poema me ha gustado con su rotundidad que, de todas formas, se insinúa como sospechosa... "Nunca digas nunca", dicen, y aquí el poema, en su remate, parece saberlo.
Como sea, va un fuerte abrazo,
Arturo

ángel dijo...

Esa "piedra pequeña", a la que cantó León Felipe.

Un gusto pasar por tu casa.


Saludos...

tajalapiz dijo...

Y si segûn Borges Siempre es una palabra prohibida a los hombres, es verdad que sôlo queda desaparecer en la mediocridad del tiempo.
"nunca la piedra podrâ hablar tan alto". Cuântas cosas!