viernes, 28 de agosto de 2009

El péndulo

En el eje


Una mano

un zig-zag
la mano abierta

al compás
mi mano

melancolía
en su movimiento


atrapada.

12 comentarios:

MARIEL dijo...

Lolette: Preciosos tus haikus, como pájaros transparentes y plenos de sentido.

Son un remanso, la liberación del cargamento de la palabra para despejar, desmalezar, arrancar todo lo que sobra y dejar solamente la sensación.

Gracias por tu bálsamo.

Lola Torres Bañuls dijo...

Gracias Mariel. Como puedes constatar soy breve.
Un abrazo.

María Socorro Luis dijo...

Tus minipoemas, como chispitas de
luz...

Besos. Soco

Lola Torres Bañuls dijo...

Gracias María. Tus haikus son estupendos. Un beso

Laura Giordani dijo...

También me dejo mecer por la levedad de este péndulo, por esa economía de palabras que se agradece, por la desnudez del poema en espinazo.

Un gusto leerte de nuevo, Lola.

Abrazos,

Laura.

Lola Torres Bañuls dijo...

Gracias Laura, un placer recibirte y también un privilegio.

Un abrazo.

Jesús Aparicio González dijo...

Poesía pura, desnuda, esencial, un péndulo para la eternidad.

Mis felicitaciones

Arturo Borra dijo...

Hola Lola, Laura me comentó de este poema y ahora constato esa esa brevedad de enfoque, siempre sugerente y necesaria. Decía Derrida que cualquiera sea la extensión real del poema, siempre debe resultar breve, o diría yo, condensarse en su planteo esencial.
Me alegra encontrarlo en tu poética....
Va un abrazo,
Arturo

Lola Torres Bañuls dijo...

Muchas gracias Arturo por tu comentario. Y sobre todo me siento feliz de encontraros a todos en mi pequeño blog.

Un abrazo.

EL BUSCADOR DE ... dijo...

Buen otoño de vuelta.Precisa y preciosa. Imposible más síntesis.
¡Un abrazo!.

Stalker dijo...

Lola:

has construido un péndulo potente, su balanceo me equilibra al desestabilizarme. Me gusta mucho. Gracias.

Bel M. dijo...

¿Es como si hubieras dado un salto, tal vez con ayuda del péndulo, del poema anterior, mucho más explicativo, a éste lleno de significativos silencios, que se lee una otra vez, inagotable?
Me ha gustado mucho, Lola.
Otro abrazo.