domingo, 24 de agosto de 2008

Un momento para el haiku

Cielo azul
los reflejos de agua
ligeras nubes.



En invierno
naranjos sin fragancia
dan su fruto.


Bajo el agua
la vida resplandece
con la luz del sol.



La tinta azul
Azul sobre blanco
escribo signos.




Despacio
los pétalos de luna
entre la noche.



En el camino
pétalos de jazmín
olor de noche.


Duermes
en tu mano descansa
un juguete.

2 comentarios:

LA ATARAXIA DEL APRENDIZ dijo...

Enlazando tus haikus empezando por el final y siguiendo un orden me sale lo siguiente:
Un juguete de pétalos de jazmín
despacio
escribe signos de vida;
resplandor en el invierno
de las ligeras nubes.

Lola Torres Bañuls dijo...

Ah. pues te ha quedado muy bien.
Muy bueno.

VOy a ser si entro en tu blog. Y lo rescato en mis enlaces.

Un saludo y gracias por pasarte por aqui.